WEB

«Tenía muy claro que necesitaba un estudiante de la UPCT»

El antiguo alumno José Damián Rojo enseña la profesión a José Carrasco, que hace prácticas en la empresa Aplicación Energética

Cuando el ingeniero José Damián Rojo Egea, gerente de la empresa Aplicación Energética, necesitó un estudiante de Ingeniería Eléctrica en prácticas tuvo claro dónde buscarlo. “Quería a alguien de la Politécnica de Cartagena. Es una apuesta segura. El nivel es muy alto y sé que si un alumno llega a los últimos cursos es porque se lo ha currado y tiene buenas actitudes”, explica el emprendedor.

A través de los servicios de empleo de la UPCT, “que me facilitaron mucho la búsqueda”, recuerda Rojo, eligió al alumno de 4º curso José Carrasco Pérez. Y no lo lamenta, pues  le ha renovado el periodo de prácticas hasta final de verano y le volverá a ofrecer la posibilidad de continuar a partir de septiembre. “Me está ayudando muchísimo y nos ha permitido asumir más carga de trabajo. Estoy muy contento”, reconoce.

Carrasco ha podido poner en práctica sus conocimientos en proyectos eléctricos, instalaciones de baja tensión, memorias de actividad y certificados de eficiencia energética, entre otras labores. “Todo está muy relacionado con lo que estudiamos en la carrera y no ha sido difícil aprender a hacerlo”, destaca el estudiante.

“Las prácticas vienen muy bien para saber aplicar en la realidad lo que se estudia en las clases. He podido ver dónde y con quién hablar para presentar documentación, por ejemplo. Así no saldré perdido cuando termine el grado”, abunda el alumno.

“Yo también hice prácticas en empresa y me vino genial, aprendí muchísimo”, recuerda José Damián Rojo. “Es un complemento perfecto a los estudios en la Universidad, para conocer cómo se trabaja en la calle”, añade.DSC_1309

“Salen mejor preparados que en mi época”

Las buenas referencias que el gerente de Aplicación Energética tiene de los estudios en Ingeniería Eléctrica de la UPCT proceden de su propia experiencia como antiguo alumno de la Escuela de Industriales de Cartagena. “Ahora los estudiantes salen más preparados que en mi época, porque antes no dábamos dibujo técnico asistido por ordenador y no estábamos habituados a trabajar con herramientas informáticas”, rememora.

Titulado como ingeniero técnico industrial de la rama de Electricidad, Rojo trabaja como ingeniero desde 1998 y en 2013 creó su propia empresa. “En plena crisis me lancé. Fui valiente y no me arrepiento”, asegura. Con tres personas en plantilla, entre ellas otro egresado de la Politécnica de Cartagena, la firma desarrolla proyectos eléctricos y de construcción de naves industriales, realiza homologaciones de vehículos y certificados de eficiencia energética y estudios personalizados de ahorro en los consumos eléctricos.