chicas de matrícula

Alumnas sobresalientes

Tras el récord en matrículas de honor
de una alumna de Teleco, otra
estudiante completa el mejor
expediente en Ingeniería Civil


A Paqui Marco Cutillas no se le va la sonrisa de la cara. Tiene 22 años, es de Abanilla y es alumna del Grado en Ingeniería Civil de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), concretamente la mejor estudiante que ha pasado por la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos y de Ingeniería de Minas. Ayer defendió su Trabajo Fin de Grado. En el proyecto, que estudia el transporte de sedimentos en la Rambla de El Albujón, Paqui emplea conocimientos que se enseñan a los alumnos de máster. Su esfuerzo le valió un 10, que se suma a las 13 matrículas de honor y los 8 sobresalientes que ha conseguido durante la carrera.

El éxito académico de Paqui se suma al conseguido también este curso por Clara Máximo, quien ha acabado el grado en Sistemas de Telecomunicación con 25 matrículas de honor en su expediente, el récord en la UPCT. Puede que aspire a superarlo otra chica, Elena Matas, la mejor nota de la Selectividad de este año, que ha escogido la Politécnica de Cartagena para desarrollar sus estudios universitarios. Pese a ser minoría entre el alumnado de las ingenierías, las féminas están demostrando ser las mejores estudiantes.

Paqui cuenta que su éxito se debe al “esfuerzo” y a una “buena organización”. Desmiente eso de que las carreras de ingeniería son complicadas. “No es tanto como parece. Ingeniería no es igual a no tener vida social, lo que pasa es que hay que saber organizar bien el tiempo de estudio”, dice.“Esta Escuela es muy pequeña, pero muy competente a nivel nacional”, subraya antes de añadir que fue uno de los motivos por los que escogió venir a estudiar a Cartagena. “Podría haber escogido algo que me quedara más cerca de casa, pero me vine a la UPCT y si tuviera que volver a escoger universidad, no dudaría en repetir mi elección. Hay mucho nivel, aprendes mucho y los profesores son magníficos”, añade.

De hecho, uno de sus docentes, el profesor ayudante del departamento de Ingeniería Civil, José María Carrillo, fue el “culpable” de que Paqui realizara un Trabajo de Fin de Grado de tanto nivel. “Es necesario forzar a los estudiantes a que vean todas sus posibilidades. Cada vez se exige más en el mercado laboral”, resalta el docente.

Paqui Marco y José María Carrillo, director del TFG.
Paqui Marco y José María Carrillo, director del TFG.

Carrillo reconoce que la Escuela de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos y de Ingeniería de Minas de la UPCT “no es muy grande, pero tenemos muchas ventajas”. Entre ellas destaca que las clases no son masificadas como en otras universidades. “Yo tuve que estudiar en Valencia y había asignaturas en las que éramos más de 300, una locura. En la UPCT el trato es más personalizado , puedes estar atento a las necesidades de los alumnos y se puede adaptar mejor la enseñanza”, asegura.

Además de eso, la Escuela cuenta con dos potentes y recién inaugurados laboratorios de Hidráulica, en los que se realizan prácticas docentes y proyectos de investigación en colaboración con otras universidades politécnicas y con el Centro Nacional de Estudios Hidrográficos.